Licencia para Criticar

Cuentapelis, películas malas: La pirámide (2014)

La pirámide 2014

*Por tu bien, este artículo está lleno de SPOILERS. Piensa que el artículo es algo larguito, pero te compensarán estos 10 minutos por evitarte 1 hora y media. Si notas incoherencias en el texto o faltas de ortografía o gramaticles no es culpa de la redacción, sino del largometraje.


En esta sección de Cuentapelis tengo dos objetivos marcados: que veas las maravillas que se pueden encontrar si escarbas en el sótano del cine y que, por otro lado, te ahorres esas torturas infernales dignas de alguna de las 200 partes que tiene Saw.

En esta ocasión vamos con una película mala, mala: La pirámide (2014). Seguro que, en más de una ocasión, estabas aburrido/a una noche y decidiste hacer zapping. De repente, viste a personas correr sin criterio ninguno dentro de una de estas estructuras egipcias y, con un poco de mala suerte, huyendo de un efecto digital muy pobre con forma de monstruo. Pues ese es el filme que voy a destripar.

Productor de la Pirámide
El director intentando convencer al reparto para hacer la película.

Pongámonos en situación: La sinopsis inicial nos dice que se descubre una pirámide con, únicamente, 3 lados. Allí, se genera un conflicto civil (vaya usted a saber por qué) y un grupito de americanos decide investigarlo.

Esta premisa durará los primeros 20 minutos en los cuales uno conoce a los protagonistas y sus conflictos internos: nada más lejos de la realidad, son un auténtico peñazo. Resumiendo, tenemos al padre arqueólogo, la hija, el crush de la hija, el cámara y la mujer fuerte.

Les dicen que no se puede entrar y que se tienen que largar, a lo que se les ocurre enviar un robot inspirado en Wall-E para grabar en su interior mientras fingen que recogen. En esto que nuestro amigo metálico es atacado por un gato con cola de lagarto (a partir de ahora, lagato).

Como es un equipo muy caro de la NASA hay que recuperarlo y lo mejor es entrar sin armas pero con un cable de alta resistencia atado a una de las personas (no me acuerdo quién) para poder volver. Encuentran un trozo de Wall-E, el cable se rompe, acusan al que lo lleva de haberlo pisado y roto (¿pero no era de alta resistencia?) y alguien suelta el cliché de turno: «Aquí pasa algo raro». Gracias capitán obvio.

Total, que intentan buscar la salida, se pierden y al crush de la hija se le cae un pedazo de la pirámide en la pierna. La mujer fuerte decide meterse por una gruta estrecha, un lagato le araña un poco la cara y cae encima del cámara. Deciden irse de allí dejando al herido tirado.

Mujer de la pirámide
¡Mira mamá! ¡No estoy haciendo nada!

En estas que están buscando una salida y el padre (ayudando) elimina todas las opciones: no debemos destruir la puerta porque es antigua, no quiero ir por ese conducto, me duele el duodeno, bla, bla bla… 

Gritos donde estaba el crush de la hija y tan solo queda un rastro de sangre infinito que va por toda la habitación y se pierde en la lejanía (por lo menos 15 litros usados). Entonces, viene un diálogo genial que debo reproducir de manera exacta:

  • Mujer fuerte: lo que me ha arrancado media cara ha matado a Sahir (solo tiene un arañazo).
  • Padre: Relájate guapa (muy empático).
  • MF: Disculpa, pero el chico del robot acaba de ser devorado por una criatura que no hemos identificado… Que me relaje, ¿pero tú quién coño te has creído…? (no sabe el nombre de su compañero).
  • Hija: Oye, a ti nadie te ha obligado a venir (bueno, ha firmado un contrato).
  • MF: A mí me pagan por seguiros a vosotros con la cámara (no lleva ninguna).
  • Padre: O sea, ¿que solo seguías órdenes? Admite la responsabilidad de todos tus actos (WTF? ¿Ha matado judíos en un campo de concentración?)
  • MF grita como una histérica (única forma coherente de terminar la conversación).

En fin, que se acaban arrastrando por una gruta de la pirámide, más diálogos absurdos, la criatura (una, no sé) chilla a lo lejos y viene por detrás. Un militar aleatorio del inicio de la película aparece mágicamente, hay varios lagatos, les dispara, no les pasa nada, salen de la gruta y se largan. De repente, un monstruos grande con cara de Anubis agarra al militar y se lo lleva. Bueno, era lógico pensar que un gato de 2 palmos no iba a destrozar a Wall-E ni iba a secuestrar al crush de la hija: lo ilógico era que pensasen con coherencia.

Más problemas: la herida de la cara de la mujer fuerte se infecta de una forma extraña y su ojo se pone de color rojo. Todo se llena de arena, cae en una habitación llena de pinchos que apuntan hacia arriba, se clava 2, aparecen varios lagatos que empiezan a devorarla viva y no parece importarle mucho (por los gritos de desgana que emite), el cámara intenta ayudarla lanzando arena a las criaturas y el padre consigue ahuyentarlos con una bengala.

Bajan a la habitación, tiran de la mujer hacia arriba pero tienen que parar por los gritos de dolor y, a continuación, frase redundante: «parad, no es buena idea». Gracias capitán obvio 2.0. El cámara propone intentarlo otra vez (claro, como la primera ha salido tan bien) y la mujer fuerte muere ante la idea de sufrir semejante suplicio de nuevo.

El reparto viendo la pirámide
El reparto en el visionado final de la película.

Otro descubrimiento: están infectados por algo (signos visibles en la piel) y la hija comenta: «esos bichos son gatos esfinge». A buenas horas lo dices, antes has dicho que eran lagartos.

Siguen deambulando, el padre o la hija (ya no lo sé) hace un speech sobre cosas raras de Egipto y finaliza con un «pues lo que hay aquí… no es benévolo». Gracias capitán obvio 5.0.

Entonces, leen el diario de un masón que estaba por ahí: «es posible que haya una salida por la cámara funeraria» que es justo donde están, aunque no hay nada más escrito y…

¡BUM! Muerte random del padre (puñetazo que le atraviesa el pecho) por parte del monstruo grande que, además, te da un susto increíble porque no viene a cuento de nada. La habitación no tenía salida y no había motivo para sospechar… ¿la criatura estaba ahí y esperaba el momento perfecto para hacer su entrada dramática? ¿Ha escuchado pacientemente el diálogo? ¿Le gustará Mocedades?

El cámara, entonces, toma una determinación: prefiero enfrentarme al monstruo que correr. Sabia decisión: te dobla el tamaño, te puede atravesar con solo un golpe y, para colmo, no tienes ningún arma.

La hija, entonces, le responde: «mi padre ha muerto y a ti solo te importa grabar» (si te acaba de decir que lo que quiere es matarlo, no grabarlo).

El monstruo malvado de la pirámide
Gran trabajo del equipo de efectos digitales. En movimiento es mejor.

El cámara encuentra al monstruo de la pirámide, el padre sigue vivo a pesar de que este le ha atravesado el pecho con su puño pero muere… ¿derretido? No lo sé, no queda claro.

Revelación: Viendo la grabación anterior descubren que el monstruo le había quitado el corazón al padre, lo cual hace más increíble su supervivencia en esos últimos minutos.

En un jeroglífico en el techo está escrito dónde está la salida (estos egipcios…) que, casualmente, se encuentra a 2 metros. Para más señas, hay una escalera convenientemente colocada ahí.

El monstruo les persigue y se lleva al cámara, ya solo queda la hija. Nuestro amigo no tarda mucho en aparecer para llevársela pero convenientemente es bastante más torpe que en sus anteriores 2000 asesinatos, por lo que la hija consigue hacerlo caer acercándole una bengala. Estas criaturas míticas y su debilidad por las bengalas…

De nuevo, el monstruo de la pirámide aparece y se lleva (de verdad) a la hija, que se desmaya y se despierta donde estaba su padre. El cámara está vivo y… ¡PAM!, el monstruo le pisa la cabeza. Quizás siga con vida, en esta película nunca se sabe…

La pirámide en DVD
Parece sorprendente que haya sido rentable sacarla en DVD/Blu-ray.

La hija está atada pero tiene una cuchilla colocada en su muñeca y corta la cuerda mientras el monstruo introduce sus dedos para arrancarle el corazón. Se libera a tiempo y le ataca con la hoja, pero aparecen 3 amenazantes lagatos para cortarle el paso. Los efectos digitales brillan con gran esplendor en esta escena (desprendimiento de retina garantizado). Parece que no hay salida posible…

¡LOS LAGATOS EMPIEZAN A ATACAR AL MONSTRUO SIN MOTIVO APARENTE, MENUDO GIRO DE GUION MÁS BUENO Y COHERENTE!

De nuevo, la hija empieza a subir por la escalera de mano de antes (¿pero no estaba en otra habitación?) y en cosa de 10 segundos llega alcanza la salida.

Consigue salir de la pirámide y, allí, aparece un niño que le roba la cámara para, acto seguido, morir a manos del monstruo. FIN.

 


En conclusión, el problema de esta película mala es que se lo han tomado demasiado en serio y ese es el problema: si hubiesen imitado el estilo de Resident Evil o de Megalodón les hubiese quedado una obra digna de recordar.

Recomendación final de la pirámide: NO LA VEAS.

NOTA: 2 / 10.

 

¡Comparte el post si te ha gustado!
Cuentapelis, películas malas: La pirámide (2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Scroll hacia arriba
RSS
Facebook
Twitter
Instagram