Licencia para Criticar

Masterchef: Tú antes molabas.

Crítica Masterchef Celebrity

Corría el año 2013 y TVE nos deleitaba con un programa de cocina denominado Masterchef. En él, los aspirantes debían elaborar platos con nombres complicadísimos y estos debían ser juzgados por tres chefs de renombre: Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez. Evidentemente, no todo era ponerse en una cocina y competir sino que se hacían diversas pruebas con componentes diferentes para darle un poco más de vidilla al concurso. Cada semana habría un expulsado y, al final, solo podría quedar 1 (como en Los Inmortales).

El formato era muy atrayente y eso hizo que me interesase por él a pesar de que no paso del filete a la plancha y los macarrones con tomate. Con el devenir del tiempo y las nuevas ediciones, vi que algo iba cambiando a medida que la audiencia subía… Un cambio que se acabaría de consolidar con la llegada del denominado «Masterchef Celebrity«: vamos a empezar a dejar esto de la cocina en segundo plano y nos centraremos en el show.

Evidentemente, esto hizo que las cuotas de share subiesen ya que estamos en el país del salseo y el cotilleo, cosa que yo aborrezco profundamente. Como es lógico, dejé de verlo.

Masterchef Celebrity

Sin embargo, en este último Masterchef Celebrity estuvo convocado un invitado que me llamó la atención: Miguel «El Sevilla» de Los Mojinos Escozíos, el cantante de uno de mis grupos musicales preferidos. Esto me motivó a darle una nueva oportunidad al programa (venga, vale, y los Chunguitos también… ¿A quién no le gustan?).

A pesar de que la duración había aumentado considerablemente (3 horas por programa, una auténtica barbaridad) empecé a verlo. Poco después de las presentaciones de los personajes un aroma a rancio salió de la pantalla de mi ordenador y no era por una avería: una concursante profería faltas de respeto contra otra.

No hice mucho caso a pesar de que la primera expulsada había sido, casualmente, la que había recibido los golpes metafóricos de una persona que, además, había declarado ser su «amiga».

El segundo programa transcurrió con relativa normalidad y aquello que me había chirriado parecía haber quedado en algo anecdótico. El problema vendría en el tercero.

Tanto si has ido a un concierto de los Mojinos Escozíos como si has asistido a un monólogo suyo o lo has visto en «Tu Cara me suena» o «Arusitys»… sabes que Miguel «el Sevilla» derrocha alegría, simpatía, sencillez y buenrollismo por doquier, cosa que no había visto en ninguna de las dos primeras entregas y que, en la tercera, se había transformado en tristeza, pena y desánimo porque, tal y como él afirmó, «existe mucha tensión en el programa». También, en sus primeras palabras ya había dejado claro que no sabía si aguantaría, lo cual daba una pista de quién podía ser el siguiente expulsado (no nos engañemos, son famosos, están ahí por contrato y ese contrato tiene una duración que poco tiene que ver con las habilidades culinarias).

El tema es que el olor a rancio volvió con más fuerza que nunca cuando cierto personaje la tomó con el Sevilla desde la primera oportunidad que tuvo en bandeja y, ni más ni menos, delante de unos niños.

Sí, sabes bien de quién hablo, de Vicky Martín Berrocal.

El Sevilla y Vicky Martín Berrocal

A pesar de decir que era muy amiga de Ana Obregón no tuvo ningún reparo en humillarla constantemente. Resultado: expulsada a pesar de que había empezado con muy buen pie. En el tercer programa Miguel fue su víctima predilecta, resultado: expulsado a pesar de que es todo un cocinillas y su futuro en Masterchef Celebrity parecía prometedor.

Pero la cosa no termina ahí porque esta mujer no tiene reparo ninguno en faltar al respeto, insultar y vejar sino que, además, está muy orgullosa de ello.

En el cuarto programa, por suerte, su primera víctima no fue la expulsada (Ana Milán). En una prueba por equipos que salió francamente mal tardó muy poco en destacar los errores del plato de su compañera, la cual fue muy elegante y no le recriminó su actitud, cosa que sí que hizo Jordi Cruz y que, también, aprovechó para remarcarle a la concursante que debía pedirle disculpas por lo que había hecho. Evidentemente, Vicky Martín Berrocal no solo no maneja en su lenguaje las expresiones «perdón», «lo siento» y «me he equivocado» sino que tiene una necesidad imperiosa de remarcar que ella es así y que lo que hace es totalmente correcto.

Pero la cosa no acababa ahí. En la prueba de exteriores Marta Torné sufrió un ataque de ansiedad que le nubló la vista del ojo izquierdo. No hace falta que te diga quién estaba ahí antes y después del triste suceso para continuar con su actitud cruel y quién fue una de las dos expulsadas.

Como te imaginarás, no pienso perder ni 5 segundos en ver Masterchef Celebrity porque odio que cualquiera sea ruin y miserable con los demás. Lo peor de todo es que los señores de TVE no van a recular y van a mantener a semejante personaje hasta el último programa porque, según he leído, esta figura ya ha existido en las anteriores ediciones y ha llegado hasta el final.

Cada miércoles Vicky Martín Berrocal y Masterchef Celebrity son Trending Topic: ¿cómo van a renunciar a semejante publicidad? Es muy triste que, en este país, cuando algo triunfa por X motivos se le añada el salseo, la discusión y el conflicto para disparar la audiencia: Poderoso caballero es Don Dinero.

Sé que esta opinión (que no es la única que va por estos derroteros) y el hecho de que ya, definitivamente, no vaya a dar otra oportunidad a este programa no va cambiar las cosas, pero me niego a ser cómplice del fomento de la humillación, el insulto, la falta de respeto y la crueldad.

Pues eso: Masterchef, tú antes molabas.

¡Comparte el post si te ha gustado!
Masterchef: Tú antes molabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Scroll hacia arriba
RSS
Facebook
Twitter
Instagram