Licencia para Criticar

🤪 8 compradores absurdos en Wallapop y otras plataformas de segunda mano

Compradores absurdos Wallapop y segunda mano

Todos hemos recurrido, en determinado momento, a la venta de segunda mano. Bien sea para adquirir ese preciado objeto que perdimos siendo pequeños y que tenía un gran valor sentimental, o bien para deshacernos de ciertas pertenencias inútiles sacándoles un rendimiento económico.

Lo que muchos hacíamos en foros (quedar con X persona para hacer un trato) se cogió como idea y se creó como punto de encuentro en forma de App: Wallapop. A priori algo muy útil pero, como en cualquier chat y/o web para ligar, la fauna que la habita es muy variopinta.

No te engañaré: he tenido que hacer una selección de perfiles porque se me han ocurrido hasta 15 (habiendo hecho solo 2 transacciones) y no quería aburrirte. Por otro lado, he puesto esta plataforma pero es aplicable a cualquiera similar.

Sin más dilación, vamos con el top de compradores absurdos de Wallapop.

Wallapop
Es una nubecita, ¿no?

1- El negociador empedernido: Probablemente el más habitual. Cuando hace click en el icono de la nubecita sobre fondo azul claro él se traslada (o al menos así lo piensa) a la bolsa de Nueva York. Armado con un traje, 3 dispositivos inteligentes y gritando como un loco para conseguir la mejor operación, tratará de rebajarte el importe, intentándolo dejar entre el 33% y el 50% del importe que ya está estipulado. Por supuesto, la etiqueta «precio no negociable» no existe para él.


2- El quejas: Este es uno de mis favoritos y perfectamente compatible con «el negociador empedernido». En sus dos primeras líneas de diálogo verás que quiere llevarse la conversación a su terreno y querrá conseguir un objetivo muy claro: una ventaja. Esta puede ser una rebaja, que te desplaces a lugares extraños, que te adaptes a su horario o que le intercambies el producto por algo de su «catálogo». ¿Cómo? Muy fácil: Con los «es que». «Es que vivo muy lejos», «es que es muy caro», «es que no tengo dinero», «es que lo he visto más barato», «es que veo que tiene un defecto», «es que no me gusta ese color»… La batería de excusas es infinita.


3- El pideimposibles: De nuevo, otro que es perfectamente compatible con el anterior. Le dará igual que tú vendas ese reloj de esa marca y ese color en concreto o que el videojuego sea para PS4… Él está emperrado en que tienes la capacidad de transformar la materia a voluntad y te exigirá lo que no tienes. ¿Y no puede ser el Assassin’s Creed para XBOX ONE? Algunos, se empecinarán en su insistencia. Mi consejo: no les contestéis.


4- El que se fue a por tabaco: Este, particularmente, toca bastante la fibra sensible (aunque no es el que más). Se presentará en tu chat de Wallapop como una persona formal, directa y con un claro deseo de comprarte lo que estés vendiendo. La rebaja que te sacará (si es que lo intenta) será mínima porque él lo quiere YA. Sin embargo, algún proceso mental lo dejará en pantallazo azul de Windows porque, en el momento en el que quieras quedar con él, dejará de contestar misteriosamente.


5- El que nunca existió: Y llegamos al más molesto y creo que todos estaremos de acuerdo. De una forma u otra consigues hacer una transacción con él pero, cuando llegas a la hora y lugar estipulados para el intercambio… ¡No está! Bueno, se habrá retrasado, esperaré 10 minutos… No llega. Le escribiré: ninguna respuesta. Ya puedes quedarte ahí 3 horas que no aparecerá y, si tienes suerte, conseguirás una respuesta del estilo «es que no puedo ir al final». ¡Habérmelo dicho antes pedazo de cacho de trozo de hijo de Satanás!


6- El que quiere ahorrarse un psicólogo: Los psicólogos (buenos) son caros. Entiendo que no todo el mundo quiera gastarse entre 50 y 70 € por sesión pero, si tienes un problema, hacer una compra por Wallapop no es el mejor de los sustitutos. Vale, te has gastado 10€ en esta baratija y has conseguido ahorrar pero no es necesario que le cuentes tu vida a esa persona: lo único que quiere es quitarse el objeto de encima, cobrar e irse. Si eres uno de estos… ¡No te aproveches de la gente educada que no va a cortar la conversación!


7- El buscacambio (monetario): Bueno, pues voy a vender este libro por 5 euritos ya que está acumulando polvo y no lo quiero. Oh, perfecto, quedamos mañana en tal sitio y a tal hora. Lo siguiente es genial: solo tengo este billete de 50 para pagarte. Maldita sea… ¡No soy un banco! No te he pedido 7,38 € ni 13,21 € sino una cantidad fácil de tener en el monedero. Anécdota personal: una persona de este perfil me dijo de ir a desayunar los dos juntos para que le diesen el cambio. Evidentemente, me negué y le señalé el cajero más cercano.


8- El que vota aleatoriamente: Después de una transacción satisfactoria en Wallapop en la cual todo ha ido como la seda te dispones a poner 5 estrellas a dicho comprador/vendedor. Sin embargo, ves que tu media ha bajado ligeramente. ¿Cómo? Entras y ves un comentario del estilo «Perfecto, muy rápido y barato» acompañado de una valoración de 3 estrellas. ¿Perdón? ¿Es que querías un servicio post-venta o que te invitase a comer?


Pues estos son los perfiles de compradores absurdos de Wallapop que más me he encontrado. ¿Echas en falta alguno? ¿Has sufrido a uno en particular? ¡Comparte tus experiencias en la caja de comentarios!

 

¡Comparte el post si te ha gustado!
🤪 8 compradores absurdos en Wallapop y otras plataformas de segunda mano

Un pensamiento en “🤪 8 compradores absurdos en Wallapop y otras plataformas de segunda mano

  1. Muy buena la descripción de compradores de plataformas qué se dedican a poder ofrecer cosas u objetos qué ya no quieres.
    Cómo ya sabemos la gente hoy en día es muy extraña!!!! (sin querer generalizar).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios .
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Scroll hacia arriba
RSS
Facebook
Twitter
Instagram